martes, 10 de noviembre de 2009

Trilogía: "EXPEDICIÓN A LOS ALPES" parte I

Esta es probablemente una de mis mayores aventuras vividas hasta el momento, realizada en el año 2007.

Todo montañero siempre ha tenido una esbéltica montaña en sus sueños a la que poder subir algún día en la realidad. Esa montaña para mi colega y para mi era el majestuoso Matterhorn o el coloquialmente conocido como el Cervino, situado entre la frontera italiana y suiza.



Fue un viaje que estuvimos planeando durante mas de un año, aunque no nos llevó muchos quebraderos de cabeza, ya que estábamos dispuestos a ir en coche y dormir en él, ya son muchos viajes de ese estilo a nuestras espaldas y no ibamos a cambiarlo, nos ahorrábamos billetes de avión o bus, alojamientos...todo era mas fácil yendo en el coche (ahora creo que lo cambiaría jeje). Recopilamos mucha información de libros, internet, club de montañeros vallisoletanos...

Decidimos ir entre los últimos dias de Julio y los primeros de Agosto, ya que son una fechas muy buenas y coincidían nuestras vacaciones, y también decidimos atacar la montaña por el lado italiano, por la "arista Lion", ya que aunque no es el lado clásico por el que se suele subir siempre hay menos masificación de gente que en la "Hörnli" en el lado suizo, no tienes movidas con los guías de los grupos, (en el lado suizo teníamos entendido que te hacían perrerias como mandarte por lados equivocados si no ibas en sus grupos) y en fin, que requería un poco mas de nivel en escalada y pasos mas duros...retos fuera de lo común que siempre nos ha gustado afrontar siempre dentro de nuestros límites.

Nos estuvimos preparando todo el año escalando vías clásicas en las Hoces de Vegacervera o subiendo emblemáticas montañas en los Picos de Europa como el Peña Santa o el Naranjo de Bulnes.

Finalmente llega la fecha de marchar para allá y hacemos todos los preparativos, estábamos entusiasmados con esta aventura que nos esperaba por delante...¡¡¡abuelito dime túuuu......!!!
El primer día salimos desde Valladolid por la mañana y apenas paramos un par de veces a jalar algo y llenar depósito. Ya entrada la noche a eso de las 12 paramos en una zona de descanso ya en Francia, ni comparación con las de aquí, hay zonas verdes, merenderos...y por supuesto una estación de servicio gigante, es una cultura mas acostumbrada a la carretera y a los viajes (mucha caravana) y se nota en la calidad de las mismas, eso sí, las autovias no existen, siempre tienes que pagar peajes si no quieres salirte a las carreteras nacionales. Aquí cenamos y nos echamos a dormir dentro del coche.

A la mañana siguiente nos dispusimos a salir de la autopista e ir por nacionales, se hizo algo pesado, muchas rotondas en mitad de la nada, alguna que otra obra de arte...pero nos ahorrábamos todos los peajes.

Nuestro primer destino interesante fué Chamonix, aquí paramos para hacer un poco de turismo barato, subimos al teleférico que sube para arriba para ver parte del Mont Blanc y de sus glaciares, algo espectacular.


Después de esto nos ponemos otra vez en marcha y nos dirigimos al famoso Túnel del Mont Blanc, túnel de 11 km. de longitud que atraviesa el Mont Blanc uniendo Francia con Italia, una auténtica obra de ingeniería.



A eso de las 6 de la tarde llegamos a nuestro destino final: Breuil-Cervinia, al principio nos costó reconocer la silueta del Cervino entre las nubes, ya que no tiene nada que ver la famosa silueta del lado suizo con la imagen italiana, pero al final se deja mostrar ya que destaca entre los 4 miles que rondan por allí...se nos acelera el corazón y nos imaginamos como sería andar por allí arriba entre las nubes al día siguiente.
Damos una vuelta por el pueblo, tomamos un par de cervezas, cogemos algunos mapas y al anochecer nos vamos a cenar y a sobarla, nos esperaba un día muy duro.


Dulces sueños.....continuará.......

www.raftingenleon.com

2 comentarios:

Carlos dijo...

¡¡Impresionante!! La foto del Matterhorn es la caña de España! jejeje. Es super bonita. Ojalá algún día pueda ir por los Alpes con Laura.
Por cierto, me das envidia (sana, por supuesto) por lo del Urriellu. Jo, a mí también me gustaría poder estar allá arriba, junto a la virgencica, pero... creo que lo de escalar no es lo mío. Supongo que es uno de esos sueños irrealizables. Quién sabe!!! De momento aún tengo pendiente poder acariciarlo con mis propias manos. Si has visto la entrada de Vega de Urriellu lo entenderás :)
P.D.: Sigue así con el blog, está genial. Y poco a poco ya verás cómo vas subiendo en los buscadores. Yo también empecé de la nada y mira, me encontraste buscando información sobre la laguna de Gredos!!!
Un saludo, compañero.

chiqui dijo...

joer , lo leo y veo las fotos y q pena no haberme ido con vosotros eh , es impresionante !!!